Galletas de mantequilla clásicas

Ingredientes:

  • 125 gr de mantequilla
  • 160 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 450 gr de harina
  • Ralladura de limón
  • 1 sobre de polvo para hornear – Royal o cualquier otro (16 gr o dos cucharadas).
  • 1 pizca de sal
  • Molde para galletas

Preparación de la receta:

  1. Mezcla el azúcar, la mantequilla, la ralladura de limón, la sal y los huevos a temperatura ambiente. Añade la harina mezclada con el polvo de hornear y amasa hasta conseguir una masa uniforme (Sólo se trata de conseguir que la masa se vea bien integrada, no es necesario amasar más).
  2. Coloca la masa en un recipiente y cúbrelo con film transparente. Guárdalo en la nevera durante media hora o hasta que la mantequilla haya vuelto a endurecer. Es importante que uses una mantequilla corriente y no margarina u otra versión de mantequilla para untar. Si la mantequilla no endurece, la masa se queda blanda y es muy difícil trabajarla.
  3. Espolvorea la superficie de trabajo con un poco de harina. Toma una porción de masa y extiende con el rodillo hasta obtener una capa fina de unos 4 a 6 mm.
  4. Coloca el molde para galletas encima de la masa y presiona para cortar la masa. Para que quede bien cortada y con bordes lisos, puedes hacer un pequeño giro para ayudarte a cortar y despegar la formita de galleta. Con los recortes sobrantes , amasa de nuevo y puedes extender para cortar más galletas. Si se ablanda, guarda de nuevo en la nevera.
  5. Coloca las galletas separadas entre sí en la bandeja del horno, sobre papel de horno, y hornea durante 10 minutos a 180ºC. No debemos dejar que se doren mucho porque enseguida se queman y toman un sabor amargo.
    Recuerda que cada horno tiene su temperatura, así que baja la temperatura, si antes de 10 minutos se te han dorado. La primera hornada siempre es la de prueba y verás el tiempo y temperatura que necesitas para las siguientes.
  6. Una vez horneadas, sáca las galletas del horno, y con cuidado de no quemarte, colócalas sobre una rejilla para que se enfríen. Ya frías, puedes guardarlas en un tarro de lata, que las galletas se conservan en perfectas condiciones hasta más de un mes.

Fuente: Blog “Anna Recetas Fáciles” de Anna Teréz.
Compartir esta publicación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Calendario

< 2018 >
Noviembre
DLMMJVS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930